.................................................................

.................................................................

viernes, 24 de mayo de 2013

"La holandesa de las FARC"


[Esta segunda parte de una entrevista del 2.010 del periodista Jorge Enrique Botero a Tania Nijmeijer, "la holandesa de las FARC", un documental titulado "Vencer o morir", la emitió el programa de cortometrajes y documentales "El Espejo" del Canal Capital, el canal regional oficial de Bogotá, hace apenas tres semanas, el día 2 de mayo.  Se vio la primera pocos días antes.  No la grabé, pero el programa repite emisiones con alguna frecuencia y es posible que se presente la oportunidad de incluirla también aquí.  Es un programa de una hora.  En ambos casos, en la primera media hora habla Botero sobre sus propios antecedentes, sobre Tania y sobre el documental, y en la segunda se ve sendas mitades del documental.  Botero cuenta que "la première y única exhibición" en Colombia fue la organizada por el director del programa, Felipe Moreno Salazar, en la Biblioteca Nacional (Bogotá).  Radio Nederland le dijo que cuando se mostró el documental en los Países Bajos el nivel de audiencia, normalmente muy parejo, aumentó cien veces "en todos sus medios audiovisuales".  Eso me hizo creer que estaba disponible en su sitio en la Internet (www.rnw.nl), pero no es así.  La primera emisión del programa "El Espejo" fue hace ya 11 años, el día 26 de junio del 2.002.]   

 

 

Helicóptero Arpía, una de las aeronaves de guerra que menciona Tania

 

 
[Tania:]  Cuando ya sonaba la campana yo apenas salía de mi casa y llegaba a tiempo al colegio.  Era cerquita.  Yo me acuerdo mucho del pueblo [Groningen, en la frontera con Alemania], de las calles, de la gente, incluso, del supermercado….

[Botero:]  Nos va contando su historia, y la historia de…de lo que ha estado a su alrededor….durante los últimos 10 años.  Recién terminados los diálogos…de paz entre el Gobierno del Presidente [Andrés] Pastrana [Arango] y las FARC, en el Caguán, ella ingresa…a las FARC yyy…yy…y su relato de esos 10 años de experiencia es…eee…mm…fascinante, fascinante.  Yo no quiero…ee…hacerlo…decirlo en un tono…épico, ni quiero darle a ella…ee…mm…catalogarla ni darle ningún…e…lugar de heroína.  Eso lo podrán decidir los televidentes una vez la escuchen, la vean…pero es fascinante, es fascinante porque…porquee…pocas veces hemos tenido la oportunidad de acercarnos a ese mundo con una mirada tan especial.

[Tania:]  Apenas llegamos a un campamento nuevo entonces uno empieza a hacer la caleta y de una vez hace la trinchera.  [Más adelante explica lo de la trinchera: es necesario tener siempre donde resguardarse de un bombardeo súbito.  (Esto evoca la costumbre de las tropas imperiales romanas, que al detenerse para reposar por una noche siempre se rodeaban de una zanja y una empalizada, que era algo obligatorio, y cuando cierto general quiso ahorrarse esa labor y se presentó un ataque desastroso fue ejecutado, como era ejecutado todo soldado que se durmiera estando de guardia, algo que también hacen las FARC, a menos que sea parte de la Leyenda Negra que los medios de difusión han inventado a las guerrillas.)] 

[Botero:]  Yo creo que éste es un excelente momento para que una cantidad de sectores de la sociedad colombiana…que se la han pasado esperando…ee…tomen la iniciativa…ee…se pronuncien, hagan cosas…que faciliten y favorezcan…una buena atmósfera pa'que…las partes lleguen a acuerdos [en los "diálogos de paz" actuales en La Habana].  Eee…veo muy difícil, y ese es mi…mayor aliento, que…quee…Gobierno y guerrilla abandonen esta oportunidad.  No…no veo por donde ni como.  Hay unas fuerzas por ahí…muyensañadas en tirarse [= estropear] las cosas.  Sé que son capaces de hacer lo que sea…con tal de tirarse el proceso [de paz], peroo…pero también veo que hay mucha madurez…de las partes, que la sociedad está mucho más decidida aa…a que eso salga adelante, yyy…mmm…en la bola de cristal…aparece…queee…si eso…sucediera…ee…tendremos un nuevo escenario mediático en nuestro país --es lo que más me interesa--, porque se abrirán canales, indiscutiblemente, para aclimatar…la paz, para consolidar la convivencia después de que se firmen los acuerdos.  Por eso, si se firman, no quiere decir que al otro día se va a acabar la violencia y que…vamoj [es cachaco (el antónimo de "costeño", o sea, es tanto como decir "interiorano") pero ocasionalmente suaviza las eses] a…a vivir el…ell…el mundo dee…de Tania allá en Holanda.  ¡Noo!  ¡Eso va a requerir de años y años de cerrar heridas, de…de trabajar por…por la tolerancia, por una nueva manera de entendernos, y eso va a necesitar…un…gran aparato mediático…que esté al servicio de esa causa --¿sí?--, yyy…ahí es donde yo veo que…tenemos que prepararnos.  Tenemos que prepararnos, yyy…yyy…puess… que hay una cantidad de…de talentos y de…personas y…gente que…daría lo que fuera…por…ee…digamos, incorporarse a esa gran corriente --¿no?--, de modo que…si mee…me…pide un título para el momento…ee…una sección que por ahí queremoj  hacer con una querida colega, se llamaría "Ultimos días de la guerra"…"Ultimos días de la guerra".

[La próxima escena es lastimosa: de noche, una vaca blanca está echada en el suelo, , completamente tranquila e inmóvil, porque no sospecha que la van a degollar.  Un guerrillero joven le está amarrando las patas delanteras, luego se pone de pie.  Tiene un cuchillo en una mano y habla con Tania tal como queda consignado a continuación.  A mí me afecta ver algo como eso porque hace ya casi 40 años que, sin ser vegetariano, dejé de consumir todo lo que sale de los mataderos y demás sitios sangrientos.  Los únicos vertebrados que consumo como alimento son los peces teleósteos (nada de peces cartilaginosos, mamíferos, aves, reptiles o anfibios).  Incluso un niño puede atrapar un pez, destriparlo y ponerlo en una parrilla.  Los teleósteos son los de escama.  El problema con los otros es su apareamiento more humano.  Eso provoca una repugnancia inevitable porque la similitud es perturbadora.]       

[Tania:]  Aquí nosotros, aquí en la guerrilla, comemos mucha carne…y [palabra incomprensible que puede ser "matar"] la vaca le toca a…nosotros los guerrilleros, pues, ¿quién más la va a matar?  …¡pero es una tareíta que a mí no me gusta!  [Al compañero de armas:]  ¿Ya sabe lo que le espera?  Amarrar el…  [Se vio que las patas delanteras estaban ya amarradas.  ¿Faltaba hacerlo con las traseras?]

[El:]  ¡Ya sabe lo que me espera!  ¡Cuchillo!

[Ella:] Amarrarla, meterle el cuchillo, yyy…y matarla, que eso al principio --¡no, mejor dicho!--, eso a mí me daba…pesar, me daba asco, me daba era de todo, pero una como…come también carne pues [a] uno le toca también…pelar vaca.  [Hace años vi en alguna parte la cabeza desollada de una vaca que tenía todavía los ojos en su lugar, colgada no sé donde, una de las escenas más monstruosas que he visto.  Por eso lo de "pelar vaca" me suena asqueroso.]  [Pausa de unos 5 segundos.]  A veces hay abundancia y a veces hay poca comida.  [Feast or famine, "comilona o hambruna", llaman a eso en inglés.]  A veces le toca a uno apretar la correa y hay veces le toca a uno…soltarla.  A veces incluso comemos mico [cfr. el tema del 20/12/12 titulado "Los miquitos de la guerra"].  ¡Rico!  Es que el mico es rico.  [Que recuerde que el virus VIH, el del SIDA, pasó de los chimpancés al ser humano por andar matándolos para comérselos los africanos ecuatoriales, un descubrimiento anunciado por primera vez en la revista Nature (Feng Gao et al., "Origin of HIV-1 in the chimpanzee Pan troglodytes troglodytes", Nature 397, 436-441 [1999]).  Eso no es una coincidencia sino una advertencia del Destino para los que tratan brutalmente a seres tan sensibles como nosotros, como lo son los monos antropoides, los cetáceos y otros.  Mientras más cercano sea el parentesco entre dos especies mayor será el riesgo de que una infecte la otra con algún agente patógeno.  Eso lo explica un biólogo en un informe sobre los insectos como alimento que será incluido aquí eventualmente, en el que tranquiliza a quien lo entrevista diciendo que los males infecciosos que afectan a los insectos no son los mismos que lo hacen con el ser humano.  Nuestro pariente más cercano es el chimpancé.]  El mico es como….  Usté piensa que es gallina y…y come gallina [es la mente tortuosa del carnívoro a ultranza]…y del resto de las tareas que toca hacer: hacer chontos [?], hacer huecos…de la basura [¿son lo que llama "chontos"?].  La higiene es muy importante en los campamentos.  Aa, esa es otra tarea también --¿cierto?--, la guardia, que es de todos los días.

[Botero:]  …y las marchas, Alexandra [su nom de guerre]

[Tania:]  Pues al principio --ya le he contado, ¿no?--, que a mí me da duro…con 40 libras en el equipo…mas los…las cosas de uno: la cama, la casa…"los checheritos" [diminutivo del colombianismo "chécheres", cosas pequeñas de uso personal] le decimos aquí en la guerrilla.

[Generalmente la muestran hablando sentada, siempre uniformada, con cachucha blanda de forma cilíndrica y con visera que se ajusta ocasionalmente como un vaquero experimentado, y con un fusil al frente recostado contra un hombro, o sea, con el cañón apuntando hacia arriba y la culata apoyada sobre la silla entre las piernas, pero ahora canturrea canciones revolucionarias en español mientras pasa cosas de un lado a otro, en un sitio cubierto y sin paredes, un mero techito.  Levanta la mirada y saluda a los visitantes:]  ¡Hola!  Esto es unn…un equipo guerillero…y lo estoy empacando, empacando la ropa.  Nosotros los guerrilleros [cómico ver tan orgullosa de su nueva identidad a esta ex profesora de inglés de alumnos de estrato 6 en un colegio de Pereira] todos los días tenemos que dejar todo el equipo empacado…porque los bombardeos muchas veces son por la noche y le toca a uno estar listico para uno salir…en caso de algo…entonces aquí estoy empacando mis cositas…el computador…aquí cargamos la gasolinita…para las estufas, cargamos las mudas, la ropitaplástico.  Eso es lo que cargamos…libros.  Yo cargo cuatro cuadernos…llenos…con cursos de filosofía, cursos de economía política [en nuestra época solamente la izquierda ortodoxa, que podemos llamar "de la Vieja Guardia", usando la metáfora napoleónica, sigue diciendo "economía política", más bien que "economía" a secas, para distinguirla de la "economía doméstica", pero ya nadie se refiere a esta otra que enseñaban a las niñas de clase media para prepararlas para sus deberes de ama de casa]…ee…cursos del programa agrario…conn…daticos, cosas que yo he estudiado.  Por ejemplo, leíí…hace poquito leí el libro dee…Eduardo Galeano.

[Botero:]  Las[comienza a dar el título de ese libro tan difundido] 

[Tania:]  Eso sí es…yo soy muy ídolo de él.  A mí me gusta mucho…la forma en que él escribe.  Leí Las venas abiertas de América Latina…y hago apuntes sobre esos libros, los escribo y los guardo, y después los…escribo otra vez.  ¿Qué guardo yo más en mi equipo?  [Quiso decir, claro, "¿qué más guardo etc.?"]  ¡Aa!  Ahí tengo yo los lentes de contacto…de reserva…y el líquido de los lentes.  Es muy importante para mí porque yo tengo muy mala visión.  Yo tengo también gafas en el equipo…pero entonces con gafas uno aquí trabajando pues sufre mucho                   

[Botero:]  Jmm… 

[Tania:]  …y marchando.  [Lee un pasaje de su diario, traduciendo del neerlandés:] Hemos pasado una especie de mudanza…eee…transportar durante días alimentos, menaje…marranos --con ocho marranitos--, vacas, gallinas, etcétera.  Parece que aquí vamos a quedarnoj un tiempo si las bombas…no nos hacen salir otra vez.  [Termina de leernos en voz alta.  Su español de cachaca es impecable pero ella también suaviza las eses esporádicamente.]  Nos toca fijo: por donde vayamos hacemos trincheras, y trincheras hondas, trincheras buenas.  Cada guerrillero carga su palita…en el equipo, y hace su propia trinchera, y aparte de eso hacemos unas colectivas, ya por donde uno sale.  Apenas llegamos a un campamento nuevo entonces uno empieza a hacer la caleta y dde una vez hace la trinchera…porque la aviación en estos tiempos pues no da tregua para…para unooo…ir a una trinchera, por ejemplo, a 10, 15 metros.  Eso toca todos los guerrilleros tener la trinchera ahí…al lado de la caleta. 

[Se la ve otra vez canturreando, ahora descolgando prendas de vestir, incluyendo sostenes, que había puesto a secar en una cuerda de la ropa, debajo del sitio cubierto antedicho.]  Los guerrilleros de las FARC sonnn…son campesinos.  En su mayoría es gentee…humilde, que ingresó a la guerrilla porque el Estado no es capaz de darles oportunidades a los campesinos de éste país…entonces ellos ingresan a la guerrilla…eee…muchas veces porque los paramilitares les mataron la familia, porque fueron desplazados, porque no encuentran como sacar sus productos a la s- [parece que iba a decir "ciudad", o "a las ciudades"]…al mercado, porque no hay buenas carreteras, porque fumigaron las…lass…los cultivos de ellos, entonces…llegan aquí y traen muchos vicios de la sociedad civil.  [La infraestructura del país es lastimosa, como la de uno del siglo XIX, por lo que es uno de los países menos competitivos.  Tenemos menos quilómetro de carretera pavimentada por habitante que Bolivia, el país más pobre de Suramérica.  Es menos costoso el transporte por mar de China a la costa colombiana que por carretera de esa costa a la capital.  Esto se debe a que por los famosos "dolarductos" se fuga hacia los "paraísos fiscales" el dinero que se roba la clase gobernante.]  Por ejemplo, aquí lo que hay es para todos.  Si hay poquito hacemos una sopa larga [supuestamente, una sopa muy insípida, diluida, "aguada", para que alcance para todo el mundo], y es para todos, pero llegan todavía con ese concepto, digamos, del capitalismo, de robar, y hay veces se da casos de robo, y esos muchachos see…se sancionan…para que vayan aprendiendo que aquí en la guerrilla las cosas son distintas. 

Voy a contar una anécdota de una amiga mía.  Entonces, ella pidió ingresar a la guerrilla y llevaba 13 añitos.  Dijo: "Yo quiero ingresar a la guerrilla."  El camarada le dijo: "Usté no puede ingresar hasta que no tenga los 15 años que son…es el…el requisito para poder uno ingresar.  Entonces ella se puso a llorar.  Dijo: "Camarada, ¿qué es lo que usté quiere?  ¿Usté quiere que yo me vuelva una prostituta?  Esa es la vida que a mí me espera ahí afuera…igual que mi hermana.  ¿Usté quiere eso?  Yo me quiero volver…una guerrillera.  Quiero ser guerrillera."  Le dieron ingreso y hoy en día es una… guerrillerota.  [Hace una pausa de unos 10 segundos mientras se sigue oyendo gritos de compañeros en maniobras de entrenamiento detrás de ella: "¡Uno!...¡Dos!...¡Tres!"] 

A mí me sorprende todavía la alegría de los guerrilleros…eee… la alegría que tienen incluso en las situaciones más difíciles y más complicadas de la guerra.  El guerrillero nunca pierde…como esa alegría de vivir.  Nada le pone bravo, nada…les perturba, pues, la…la vida.  El [sic] guerrillero le gusta es la recocha [=diversión], a todo le saca chispa.  Ee…le gusta…ee…juntarsen [otro elemento del lenguaje popular que adoptó --agregar una letra "ene" al final del infinitivo de los verbos reflexivos--, pero esto se está viendo ahora en todos los niveles sociales, y se lo escucha al alcalde actual de Bogotá (Gustavo Petro, economista) y a ministros del despacho, y es como si el envilecimiento moral del país estuviera envileciendo a su vez el uso del lenguaje, y hay otras manifestaciones del fenómeno, como el uso frecuente de palabras sin saber su significado --"atrabiliario", "falencia", "propender", "trasegar" y varias más que creo ya señalé en otra transcripción--, y el uso compulsivo de muletillas como "digamos", "como tal" y adverbios terminados en "-mente" (realmente, básicamente)] por ahí y hablar, lo que ellos dicen "hablar…cháchara".  Cuentan historias dee…de novias, cuentan historias de la civil [queriendo decir, claro, "la vida civil"], de "cuando yo era civil", que "mis papás", "éramos muy pobres", quee…todo ese tipo de historias, y de historias también, aquí, de la guerrilla, que les causaa…risa.  Me molesta que los guerrilleros…a ratos son muy burleteros.  Entonces…yo ya he superado eso un poquito…porque además yo ya no he…no doy muchaaa…papaya  pa'que se burlen de mí.  ["Dar papaya" es dar la ocasión para que se aprovechen de uno.  En la vecina Venezuela no se puede usar esa expresión porque resulta muy obscena.  Por eso allá a esa fruta tuvieron que cambiarle el nombre a "lechosa".]  Pa'l guerrillero es muy normal si usted va…marchando, con un equipo pesadísimo, y usted se cae, [y] la gente se ríe.  Les da risa, y a mí no me daba risa eso…mientras que ahorita también me da risa.  Uno se cae y uno se ríe.  [Es como en Chile.  En la transcripción titulada "¿De qué se ríen los chilenos?" un humorista de esa nacionalidad explica que allá el sentido del humor popular incluye la burla ante la desgracia ajena, y da ejemplos.]   

[Ahora se escucha música mientras unos bailan y otros observan, luego termina la pieza musical y se oye gritos: "¡Viva…la memoria de Ulías [¿o Urías?] Rondón!  ¡Viva!  ¡Viva!  ¡Un fuerte aplauso para la guerrilla de las FARC!"] 

[Continúa Tania:]  Yoo…casi noo…me enfermaba.  Así, paludismo, malaria, no me ha dado.  [Un tercio de la población tiene una resistencia natural a ese mal, o por lo menos, creo, en las zonas endémicas.  Eso ha permite durante decenios al Dr. Patarroyo engañar a muchos haciéndoles creer que es un científico y que ha desarrollado una vacuna, la SPf66, "vacuna" que en pruebas hechas por otros en el Africa ecuatorial mostró ser tan eficaz como un placebo.  Luego de hacer que el Estado gastara miles de millones de pesos ahora por fin se ha decidido no seguir echando más dinero en su barril sin fondo, y se le ha prohibido seguir usando el Aotus, el único miquito nocturno, para sus experimentos inútiles y crueles.  Quien vaya a viajar a las regiones selváticas en Colombia puede ir a la Cruz Roja y le pondrán vacunas para la fiebre amarilla y el tétano, y si se le ocurre preguntar que por que no también para la malaria le dirán que no existen vacunas para eso, entonces hay que decidir a quien prefiere uno creer.  Tampoco la ONU, a quien Patarroyo dizque magnánimamente cedió su "vacuna", considera que tenga algún valor.  El alega que las empresas farmacéuticas transnacionales han organizado un complot contra él.]  Eee…me ha dado unasss…dos veces…eeee…leimaniasis [leishmaniasis, un mal parasitario ecuatorial temible].  Es una enfermedad típica de…de estas zonas.  También lo llamann…"lepra del monte".  Es causado por unnn…unnn…mosquito que nosotros lo llamamos "mosca silla" [¿o "moscasilla"? (en inglés es la sandfly, o mosca de la arena)], y ella pica y ella deja un…una bacteria, y entonces eso causa una llaguita, y si uno no le hace nada, no le da tratamiento, eso se va agrandando, agrandando hasta , pues, comerse toda la piel, y hasta comerse todo…todo el cuerpo en caso de que no se cura [le falló aquí el uso del subjuntivo, que después de todo es el modo gramatical más complicado en todos los idiomas].  [Pregunta a un compañero de armas que está fuera de cámara:] 

               --  ¿Cómo es que dicen los civilej a loj chúcharos?

               --  "Nacido".

               --  [Ella:] Nacidos.

               --  [Botero (?):]  ¡Aj, síí!

[Sigue hablando ella:]  Entonces una vej me dio un chúcharo en una pierna yy…y eso se me puso una pierna amarilla.  Esoo…se ponen…los enfermeros a destripar eso pa'que salga la materia [término médico que equivale a "pus"] …y eso me salió materia, eso brincaba pa'todos los lados.  Eso fuee…feo.  Me dieron fiebres.  Eso es prácticamente lo único que me ha dado aquí y…y las enfermedades típicas, pues, de los…de los guerrilleros, que es dolor de espalda, por el pesoo…pesa'o…que nosotros cargamos [una de las dolencias por las que más se va a consulta médica en la vida civil es eso mismo, el dolor de espalda, y es por la razón  que explican los biólogos: el ser humano no ha logrado adaptarse todavía al cambio de posición, de apoyo en las manos al andar como los antropoides a la posición erguida]…ee…dolor de rodillas…porque aquí usté ha visto que el terreno es, pues…bajando y subiendo y…yy…eso da dolor de rodillas. 

Aquí hay culebras, arañas…la araña polla, que llamamos [queriendo decir "como la llamamos", pero otra vez recurre a la sintáxis popular], las tarántulas, pero pues…es la selva, ¿no?  Aquí vivimos yyy…y convivimos…con el Ejército y con los zancudos, con la mosca silvia, con lo que sea.

Yo creo que aquí en la guerrilla me han dado más tratamientos odontológicos que en toda mi…[se ríe fugazmente]…mi vida civil en…en Holanda.  [La cámara muestra a una odontóloga con máscara sanitaria y guantes de látex atendiendo a un compañero guerrillero tendido horizontalmente que se incorpora por unos segundos para escupir y luego dice antes de recostarse otra vez, mirando hacia atrás, a la odontóloga: "¡Ay, mamá!"  A su lado se ve sobre una mesa cubierta por un mantel blanco un equipo odontológico que sorprende ver en medio de la selva.  La "fresa" está conectada al aparato, que tiene forma de caja y el tamaño de un radio de los viejos y grandes de tubos de vacío.  En el lado frontal hay una hilera de instrumentos colgados  y conectados a sendas mangueritas.]  Tenemos buenas odontólogas, y en caso, pues, del…del…de las enfermedades estánn…los médicos…y podemos estar en guerra pero el curso de enfermería sigue.  Ahí hay médicos al frente de eso…que forman [a] otros médicos.  Ahí aprenden desde lo más básico: de los medicamentos [mejor dicho, farmacología]…eee…las enfermedades típicas de la guerrilla…e…pero también curar heridas de guerra, hacer cirugías…ee…aplicar un tubo de tórax, hacer amputaciones.  Todo ese tipo de cosas loo…loo…aprende la gente aquí en la guerrilla.  Sonn…más o menos dos años…de formación, y…y de ahí salen prácticamente médicos, médicos de guerra, buenos médicos de….  Cuando ingresaron a la guerrilla ni siquiera salí-…sabían leer ni escribir.  [Es admirable esa sociedad paralela en un medio tan hostil, y da lástima pensar en los ataques aéreos frecuentes ordenados por unos gobernantes infames que un 9 de abril, hace ya 65 años, declararon una guerra de exterminio contra la mayoría que habría elegido a quien iba a transformar el país en beneficio de esa mayoría, con expropiaciones sin indemnización y "fiscalización de bienes" (de lo que se habla en el relato titulado "La buena vida en la Sabana" ya agregado a éste archivo en la Red).   La fragilidad de ese mundo en la selva al que le llueven las bombas es como la de un hormiguero expuesto a las patadas de un niño mimado.]

[Pausa en el programa: "Ya volvemos con 'El Espejo'."  Luego de unos anuncios (unos dos minutos) regresan: "Siga con nosotros en ' El Espejo'."] 

[Tania:]  ¿De la vida guerrillera qué me molesta?  [Parece obvio que está repitiendo una pregunta hecha por Botero, y hay un silencio de unos 5 segundos mientras piensa.]  No.  Realmente a míí…no hay nada aquí que me moleste.  Me parece muy rica la vida guerrillera…[se queda pensando durante unos 10 segundos]…o sea, yo diría que es vida…porque aquí obviamente toca esss…trabajar, y a veces toca trabajar duro, pero a mí me gusta "boliar" [?] pala, a mí me gustaaa…marchar, incluso me gusta llegar uno moja'o…hacer caletas.  Me gusta porque uno sabe que después  se va a ir al baño y está calientico otra vez, que se puede acostar , que a veces le dan tintico, y se acuesta es con un cansancio pero contento porque…porque ha hecho [unas dos palabras incomprensibles]….  Ya a estas alturas yo digo que a mí ya no me da duro, y que…ya me he podido adaptar, y que ya…me siento bien…me siento bien con esta vida.  [Están haciendo ejercicios detrás de ella y una voz masculina grita: "¡Hemos jurado vencer…!"  Varios gritan completando la oración: "¡…y venceremos!"  Esto se repite de manera idéntica una vez.]  Cuando yo salgo de "curso básico" es que empezamos a sentir [otras dos a tres palabras incomprensibles]…y ahí me di cuenta…lll…lo mucho que me sirvió el curso básico.  Empezó con el asalto que hicieron al campamento del Mono Jojoy.  Yo ya había salido del curso básico y yo me encontraba en ese campamento.  Ese día nosotros ya sabíamos que iba a haber un asalto, o sea, el Ejército fue descubierto y…yyy…y yaa…el Mono había saca'o [a] toda la gente, y…en carros, yy…sacaron los medicamentos, la…los alimentos, de todo…entonces yo me quedé ahí en el aula [¿el lugar donde impartían las clases?] esperando también…que me sacaran.  Yo me acuerdo que yo cargaba unaa…Uzi [una ametralladora israelí liviana, posiblemente el arma de combate más conocida y usada junto con el fusil soviético AK-47, que ella luego menciona, del que se dice es el arma de fuego que más gente ha matado en todo el mundo, y que su sencillez la hace fácil de armar y desarmar y tan resistente y confiable que aun toda cubierta de lodo sigue disparando] …una "metreta" pequeñita…¡y no me sacaban!...y yo me quedé ahí con el grupo de retención [supone uno que un grupo con la tarea de retener el avance del enemigo mientras se llevan todos los pertrechos del campamento], cuando empezó a sonar plomo, tiros…entonces dijeron:  "¡Atrinchérese todo el mundo!  ¡Atrinchérese !"  Uno [no] es que no sabía que me iba a meter a la guerra --obviamente, uno sabe cuando ingresa a la guerrilla--, pero una cosa es una pensarlo, hablarlo, y otra cosa es sentirlo.  Yo tenía ya alguna práctica militar…mm…mas sin embargo [se le pegó esta frase pleonástica tan horrible que es un "pero" reiterado, doblemente reiterado cuando dicen dizque "pero mas sin embargo", generalmente gente con poca escolaridad que cree que con eso impresiona al interlocutor, pero el efecto es el opuesto, y son los mismos que dicen "sucede y acontece que etc.", queriendo decir algo así como "resulta, de hecho, que etc."] no disparé ese día.  Yo estaba asustada ese día…y me estaban disparando, me estaban botando bombas.  Cuando yo miré pa'un lado, miré para otro lado y ya no había nadie en la cocina.  La gente ya se había retira'o, y yo dije, pues…aquí me…me cogieron …y yo en ese momento me tranquilicé.  Yo dije: "Pues ya me cogieron.  ¡Ya, qué voy a hacer!  Si me matan, pues…."  A eso ingresa uno también, ¿cierto?  Es una realidad --¿no?--, que a uno lo pueden matar.  Se me ocurrió ir a la carretera y mirar…que…que es- [parece como si iba a decir "que estaban"]….  De pronto había alguien --¿o qué--, y ahí estaba toooda la guerrilla incoordinada [?], entonces ahí nos fuimos retirando, rompiendo monte.  Caminamos como dos, tres horas.  Ahí llegamos a un sitio…donde estabaa…el Mono Jojoy, sentado ahí…en la carretera.  Dijo, "m'hijita, ¿echó plomo?"… y a mí me dio pena [en el sentido de "vergüenza"].  Yo le dije: "No, camarada.  Salí corriendo."  …y él dijo: "…pero eso está bien, pa'que vaya sintiendo la práctica de la guerra."  Yo me acuerdo que por la noche sí me vino como una…avalancha encima.  Yo decía: "Es de verdad.  Es que es de verdad que me quieren matar."  Es que es un asalto aéreo.  Botaron como 40 bombas.  Ese día…capturaron [a] dos guerrilleros, mataron [a] un miliciano…que yo quería mucho.  Era unn…viejito muy, muyyelegante.  Nojotros salimos cuatro…y salimos disgregados.  Nos perdimos dos días en la selva…eee…no encontramos la salida.  Después conn…con…ya mirando el sol nos ubicamos y pu'ahí salimos en dos días.  Salimos a la carretera, y me acuerdo que pu'ahí llegamos a una casita…yyy…ahí el compañero nos hizo unas arepitas.  Nos pusimos a comer porque, ¡teníamos un hammmbre…!  …y yo no podía comer.  Me dolía todo…de no haber…comido.  [Se toca la garganta.  Creo que sé a que se refiere.  A veces, cuando he tenido que ayunar dos días o más, por un problema digestivo crónico, al romper el ayuno puede suceder que se sienta una molestia dolorosa intensa en el paladar, como si se estuviera encogiendo.]  Después…yaa…hubo una época en que me mandaron a "orden público" [extraño que hayan adoptado esa expresión tomada de la jerga oficial y que alude normalmente a situaciones en las que se envía a gente armada cuando hay una "perturbación del órden público"], entonces ahí me mandaron aa…aaa…a buscar el Ejército, en las matas.  Una vez hubo una pelea.  No sentí miedo, porque por fin me habían mandado a participar en una pelea.  Yo sentí alegría porque uno siente que estás…estás ahí, con unos camaradas, y que nadie lo va a dejar a uno bota'o, y que…que estamos juntos, un colectivo, pues, peleando por una causa, que es de todos.                                                                                           

[Botero:]  [Se escucha su voz fuera de cámara, como siempre durante el documental, y esta vez aparece un acercamiento (close-up) del rostro de una guerrillera joven y hermosa con facciones aniñadas, como de una colegiala.]  ¿Y has estado en alguna circunstancia extrema junto a ella?    

[La amiga de Tania:]  Sí, claro.         

[Botero:]  Cuéntanos. 

[Ella:]  Por ejemploo…estuvimos juntas en un bombardeo.  Recuerdo que en un bombardeo…en la noche, me acuerdo, que en un desembarco [puede parecer que está fuera de lugar ese verbo,  pero es el que usan ellos para referirse a los descargues de tropas y material de los helicópteros, y más adelante lo usa Tania]…bombardeo, que nos buscábamos.  "¿Dónde está?  ¿ Dónde está la [palabra incomprensible aquí]?  ¿Dónde está?  ¡La [otra]!  ¿Dónde está?"  …y nos abrazamos porque las dos, preocupadas la una por la otra.                

 [Tania:]  [Se regresa a la entrevista.]  …yyy…me acuerdo que estaba con una muchacha ahí al lado mío y cada nadita [cada nada = con mucha frecuencia] me preguntaba ella: "¡Holanda!  ¿Cómo va?  ¿Cómo va?  ¿Cómo le siente?"  …y yo: "¡Al ciento, mamita!"  …y, ¡dispare, dispare!  Ese día casi mato yo a un caballo.  [Se ríe, luego también Botero, siempre fuera de cámara.  Es lamentable que no explique lo del caballo.  Ni siquiera queda uno sabiendo a cual de los bandos pertenecía el caballo.  Además comienza uno a preguntarse si acaso no comen también carne de caballo en las guerrillas.  En su Europa la gente más pobre siempre lo ha hecho, principalmente durante las épocas de escasez que son consustanciales a las guerras.  El escándalo reciente, luego de encontrarse allá ADN equino en ciertos productos alimenticios preparados de supermercado, como la lasagna, fue, no por la repugnancia de los consumidores hacia un tipo de carne que a nadie se le ocurriría comer, sino por ser un caso de "fraude  en el rotulado" (fraud in labeling), un engaño al comprador, por considerársele como carne de calidad inferior a la de la de res o cerdo, razón por la cual es más barata.  En Colombia es carne para perros, literalmente.  En mi adolescencia compré en una ocasión un pedazo grande, en alguna tienda de mascotas, creo que fue, y como me daba asco echársela cruda al perro de la tía, la herví, aumentó mucho de tamaño y quedó con un aspecto muy apetitoso y buen aroma, y estuve tentado de probarla.  Ya hervida se dejaba cortar fácilmente, casi como si fuera mantequilla.  Faltaban todavía unos pocos años para que renunciara a la carne de matadero pero el asco de manejar algo sanguinoliento me impidió repetir la experiencia, y la perrita, Lilí, una pastora alemana, tuvo que seguir contentándose con la mazamorra que le echaban en casa de la tía, y creo que era obligatoriamente vegetariana, como no lo fui yo sino durante un período corto de unos dos años.]  Esa noche…después de la pelea nos cogieron aa…a puro mortero 120.  Eso fue toda la noche dándole y nosotros no teníamos trincheras…en esa época.  [Es algo que hace pensar en el ablandamiento del enemigo en la víspera de las batallas de la Antigüedad.  Ponían a los de las hondas a lanzar piedras toda la noche al campamento enemigo, y era una granizada de piedras de horas de duración que obligaba a los otros a reposar con la armadura puesta y sin poder dormir, de tal manera que amanecían cansados y en malas condiciones para dar batalla.]  Lo único que nos dijeron fue: "Cuando caiga la bomba entonces…toca levantar el cuerpo, y abrir la boca."  …pero yo sí le puedo decir que eso…eso de los morteros, eso no es cualquier cosa, y las bombas de los aviones tampoco.   [Otra vez lee un pasaje de su diario, leyendo primero unas pocas palabras en su propio idioma, por descuido, luego continúa en español:]  "…junio 2.010…Bombardeos, cada noche, cada día.  El Gobierno quiere acabar toda esta selva a punta de bombas.  En estos últimos operativos tenemos seis muertos, unos heridos y unas vacas muertas."  [Termina ahí la lectura del diario y creo que es una escena intercalada.]  ¡Tanto que hablan los gobiernos del mundo y el Gobierno colombiano, de las armas convencionales: que las minas no son armas…armas convencionales, que la guerrilla utiliza métodos que no son, pero ellos nos botan bombas de 500 libras, de mil libras, encima, y bote las bombas a la loca!  [Hace unos años se vio en la televisión, tal vez en un noticiero, a Antonio Navarro Wolff, ex guerrillero del M-19, ex alcalde de Pasto y ex gobernador de Nariño, explicando que la guerrilla nunca renunciará al uso de minas, por ser un arma tan eficaz: causa la mitad de las bajas en el Ejército.]  Eso ahí un-…uno puede tener un arma pero ahí no hay nada que hacer.  Eso me parece a mí unn…un…una práctica criminal.  ¿Será que no hay nin-guna persona en éste m-…en éste mundo que se preocupa [sic] por estos campesinos…colombianos, jóvenes, que día y noche son cazados…en esta selva por el Tío Sam…como animales?                        

[Botero:]  ¿Has visto…la muerte…de frente? 

[Tania:]  Sí.  Fue un 27 de marzo.  Nos metieron la primera bomba y yo estaba en la trinchera…con un poco de camaradas ahí, y todo el mundo estaba echando era plomo a la aviación, plomo corrido.  Eso hubo un poco de helicópteros averiados, que llegaron a…a la población civil.  No pudieron desembarcar [el susodicho verbo escuchado primero en boca de su amiga].  Nosotros, cuando vamos saliendo por todo el filo de arriba [obviamente se refiere a la "cuchilla" del cerro], entoncees…ellos nos ubican la retirada.  Yo iba con un camarada…que iba delante de mí, y el Arpía [un tipo de helicóptero artillado, el Sikorsky AH-60L Arpía III o IV, que es una versión posterior del Black Hawk (Halcón Negro)] estabaa…rafagueando, cuando yo miro que se cae el camarada…y yooo…yo pensé que se había enredado --yo le dije: "¿Qué pasó?"--, en los bejucos.  Yo traté…cuando le di la vuelta y estaba pálido ya.  El dijo: "¡No me dejen morir!"  [Coincidentemente, es lo mismo que dicen que pedía un Hugo Chávez Frías moribundo: "No me dejen morir.  Yo no quiero morir."]  Tenía un huequito, aquí.  [Señala sus costillas.]  El enfermero dijo: "Aquí no hay nada que hacer.  Unn…bala del Arpía le atravesó el corazón."  Cuando después me dejan sola con…con el camarada, y los otros se fueron a llevar los equipos y el camarada empezó a mover la boca…y yo empecé a gritar.  Yo dije: "¡Está vivo!  ¡Está vivo!  ¡Está vivo! ¡Aplíquenle suero!"  [Se ríe.]  …como yo tampoco no…no soy experta en…en…en asuntos de enfermería….  Entonceess…dijo: "No me dejen morir.  Quítenme las pecheras."  …y no alcanzó a hablar más.  Esa noche…llevamos [a] los muertos a un sitio ahí, cercano, nos quedamos en un…planito, nos acostamos, me quité toda la ropita porque estaba sudada, y a las 11 de la noche…llegaron las Catalinas, las OB-10…y ahí nos meten…semejante bombardeo, y la gente se iba retirando.  [El Catalina PBY-5 (OA-10) es un avión de transporte pero también es artillado, como el Arpía.  No sé si haya también un modelo OB-10 o si es un error suyo.]  Yo realmente esa noche síííí…la miraba yo difícil, porque escuchabaa…las bombas encima.  Yo…cuando cayeron….  Ellos botaron bombas por…de por cuatro [generalmente diría uno "de a cuatro", queriendo decir "cuatro a la vez"] --¡tan, tan, tan, tan! [con la palma de una mano hacia abajo y los dedos juntos y en posición horizontal hace cuatro movimientos cortos hacia adelante]--, y yo pensé esa noche que íbamoj a morir todos…pero esa noche no se murió nadie más.  Nosotros nos bajamos tantico [= un poco], empren-…empezaron los helicópteros a rafanguear [sic].  Nosotros…uno no escucha nada de órdenes porque hay mucho ruido de aparatos encima…y entonces la gente decía: "¡No!  ¡La Holandesa!  ¡Se murióó!"  Cuando yo llegué ahííí…el Mono me manda recoger…y ese día me dijooo…: "¡Quiuuubo, Holandesa!  ¡Nosotros la matamos ya!  [Hace reir a Botero.]  ¡La matamos antes de tiempo!"  [Ahora se ríe ella.]  …y dizque ya había mandado unn…un comunicado al…al Secretariado para decir que yo estaba muerta…y mentiras, que yo no estaba muerta.  [Botero se ríe otra vez.]  Me salvé.  Me salvé ese día porque....  Nosotros no hemos aprendido a convivir con el Ejército en la misma…en la misma selva.  Aquí usted, en cualquier campamento, encuentra ch-…chinos, muchachos, pelaos…de 18, 20 años que ya son estrategas militares, que ellos saben como envolverse [queriendo decir más bien "desenvolverse"] en una guerra, y todo eso ha sido muy importante, entonces ahí van mis agradecimientos al Señor Uribe porquee…nos ha enseñado todo eso.

 

 

Avión Catalina PBY-5

 

[Intercalan un fragmento de noticiero de televisión en el que el presentador informa:] Tania Nijmeijer [pronuncia aceptablemente el nombre, como "Naimeier", pero la pronunciación exacta sería "Naimeáier", porque la combinación "ij" tiene un sonido entre "ei" y "ai", y, por ejemplo, ijs, que es el sustantivo "helado", se pronuncia "ais", casi igual al ice del inglés, que significa "hielo"], la guerrillera holandesa, se convirtió en noticia hace tres años, cuando se publicaron [debe ser "publicó" por lo explicado en la transcripción anterior] apartes de su diario, en el que expresaba su decepción de pertenecer a ese grupo guerrillero.                               

[Tania:]  Pues yo primero empezaré a contar del asalto en que cogen mi diario.  Yo ese día estabaaa…en una exploración, precisamente para buscar el Ejército.  Nosotros estábamos lejos.  En el momento [en] que suena plomo, nosotros no nos imaginábamos que era en el campamento de nosotros.  Por la tarde nosotros vamos llegando al campamento, cuandooo…miramos un…unos cascarrones [queriendo decir "cascarones", o sea, casquillos] de una "metra" que nosotros no teníamos…y nos agachamos ahí, y nos miramos la cara [o sea, se miraron los unos a los otros, en silencio y aterrados], miramos otra vez pa'l campamento, y claro: ahí estaba el Ejército y nosotros yo no sé como salimos.  Yo no jé por que no me dieron en la espalda.  Yo…yo me estaba esperando ya la muerte también ese día…pero no me descubrieron.  No sé por que.  No tenían seguridad [o sea, vigilancia, claro].  Estaban contentos los "manes" [= "tipos", término informal derivado del inglés man], contentos con el asalto, contentos con los muertos que habían producido en ese día.  Ahí hubo tres muertos, muerto el camarada Marcos, que era como unn…hermano para mí, un muchachito de la jungla pero…muy inteligente.  Yo lo quería mucho.  Ese día lo mataron.  No lo mataron: lo hirieron y lo dejaron desangrar, el Ejército, los "héroes de Colombia". 

[Otra pausa en el programa: "Ya volvemos con etc. etc."] 

[Tania:]  Obviamente primero pensé en los camaradas.  Yo dije: "¿Qué habrá pasado?  ¿Será que los mataron, o qué?  ¿Qué pasó?"  …pero ya en la retirada también me acuerdo yo del diario.  Yo dije: "Si el enemigo quiere, si el Gobierno colombiano quiere, y obviamente lo van a querer hacer, lo pueden utilizar para satanizarnos a nosotros.  No entiendo bien por que hicieron tanto…escándalo con ese diario.  […y uno no entiende por que no entiende ella eso, siendo que se les presentó la gran ocasión para armar un engaño, como pasa ella a explicar.  Dice Botero en sus comentarios al director del programa en la primera media hora de programa que con la descontextualización de cierto pasaje también confundieron a la mamá, haciéndole creer que la hija se sentía cautiva y quería huir, y la hicieron venir hasta Colombia para que le suplicara que regresara a casa.  En éste asunto está involucrada otra neerlandesa, una señora que tiene vínculos con el Ejército colombiano, escribió un libro sobre Tania y nos aseguró ante una cámara de televisión que ella "está loca".  Madre e hija se encontraron en la selva y Tania se negó a renunciar a su nueva vida.  "En eso no hay reversa", nos dice al final.]  Yo escribo, "Quiero irme de aquí", y después sigue el…la…el párrafo.  Sigue: "Quiero ir a 'orden público'.  Quiero ranchar.  Quiero pelear.  No quiero estar más aquí en éste campamento."  ¡Yo estaba aburrida…de estar en el campamento!  Yo quería ir a pelear.  Yo miraba a los muchachos que dentraban [también se le pegó la versión de ese verbo que se inventaron nuestros campesinos, que le agregan la letra "de" al comienzo, confundiéndolo con la preposición afín, y ahí se demuestra el extremo al que ha llegado para adoptar una nueva identidad, y que la simpatía hacia sus compañeros es tan real como su desprecio por quienes los tratan como a una de las Diez Plagas de Egipto, queriendo convertir a la víctima en victimario] y salían a pelear y…y yo nunca.  "¿Cómo ej eso?  ¡Yo también quiero!"  …y yo me acuerdo de…eso.  Lo sacaron en un en-…encabezado [es "encabezamiento", o sea, un "titular de prensa", el título de una noticia]: "Quiero irme de aquí".  Entonceess…a uno le da la leve impresión --¿no?--, de que hay una…manipulación, ahí, de los medios [noticiosos].                                  

[Botero:]  …y, ¿es cierto que le hicieron un consejo de guerra y que se salvó de ser fusilada? 

[Tania se ríe:]  ¡Je, je!  ¡Noo!  ¡Je, je!  Nunca un miembro…del Estado Mayor, del Secretariado, me ha hecho ningún reclamo.  ¡Nunca!  ¡Nunca!  [Hace una pausa de unos sies segundos y corrige, o tal vez viene ahora un fragmento intercalado (también lo de la televisión lo registro con grabadora de sonido, o sea, no hago grabación de video sino apenas de la narración, y luego, al transcribir --puede ser meses o incluso años después, porque son cientos de cassettes acumulados, a los que recurro según la ocasión--, ya se me han olvidado las imágenes vistas hace tanto tiempo):]  Sí, yo he sido sancionada…una vez duramente en la guerrilla.  A mí me habían explicado yo por que no podía llamar a la casa.  Los camaradas consideraban que una llamada internacional era, pues, muyyy…como peligrosa --¿sí?--, que llama mucho la atención del Ejército, mas sin embargo ese día yo m-…yo mirando…viendo los guerrilleros que llamaban a la casa, yo dije: "Yo voy a ir, y vamoj a ver si puedo llamar o no puedo llamar."  Ahí había un comandante que noo estaba enterado de que yo no podía llamar.  El dijooo…: "¿Cuál es el número de su casa?"  Yo le di el número, él marcó y yo hablé veinte minutos con mi mamá, hablé con mi papá.  "M'hijita, ¿dónde está?"  Yo le dije: "¡Pues donde estoy siempre, y estoy bien!  ¿Ustedes como están?"  Se puso a llorar.  Yo le dije: "¡Con usté no se puede hablar, mami!  ¡Páseme a mi papá!"  …y mi papá, pues, igual…emocionados porque… porque yo, ¿cuándo llamo?  Aaaa, mi hermana me habló deee…del video que ellos habían recibido con la Navidad.  Me dijo que había sido una Navidad muy triste, mirando ese video, que era raro mirarme conn…conn…con ropa…vestida de militar.  Eee…me preguntó que si no pensaba salir de la selva.  Yo le dije que no, que yo estaba muy bien.  Ee…me preguntó si tenía novio.  Yo le pregunté a ella, y me dijo que…                 

[Botero:]  ¿Y usté qué contestó cuando le preguntaron si tenía novio?  [Hay que reprochar el hábito de interrumpir.  Nos quedamos sin saber que le contestó la hermana.]   

[Tania:]  "Sí".  Yo le dije que sí.

[Intercalan una escena en la que ella, no uniformada, toca guitarra y canta una canción en inglés, del género del "rock", sentada al lado de quien tal vez sea el novio.]

[Sigue hablando:]  Cuando yo ingresé…eeee…yo tuve un novio….que duramos un añoo…viviendo juntos.  Después a mí me mandaron pa'otra parte, y a él lo mandaron a otra parte.  Duramos tres años sin vernos, y en esos años uno se predispone a que no lo vuelve a ver.  Después de esos tres años nos volvimos a ver y seguimos viviendo juntos.  Duramos otros dos años viviendo juntos, y hace unos seis meses nos…dejamos. 

[Regresan a la escena de la canción.  Termina de cantar y él aplaude, se ríe y dice: "¡Buena!".]

[Sigue con el relato de sus amoríos:]  Las relaciones son diferentes que en la vida civil, obviamente.  Existen relaciones afectivas.  Existen inclusoo…amigos, gente con que ustéé…cuenta sus cosas, con que usté se desahoga, pero por encima de todo eso, de las relaciones afectivas que pueden haber entre parejas, o entre amigos, entre camaradas, está es la revolución, y si tenemos que cumplir diferentes misiones, pues nos tocó separarnos y ahí no hay nada que hacer.  Nos separamos y de pronto, hasta el sol de los venados ["el sol etc." significa "el atardecer", expresión que usan en Colombia y Venezuela y que parece que se originó en la región de los Llanos, que comparten estos dos países, y hace alusión al hecho de que los ciervos salen de sus escondrijos para alimentarse en el crepúsculo o poco antes, y entonces es cuando salen también los cazadores que los buscan], o de pronto algún día nos volveremos a ver, y seguimos con…con nuestra relación.  Nos enamoramos.  Nos desanamo- [sic] …-enamoramos.  Somos seres humanos.  Eso es lo que muchas veces el…los medios de comunicación…no reconocen.  Nos quieren pintar como a unos…unas máquinas de guerra, pues, que no tenemos sentimientos.  Nosotros tenemos sentimientos.  Somos pueblo [también resulta un poco cómico eso, por lo incongruente, en boca de una niña consentida de la clase media europea que llegó a Colombia a dar clases de inglés a colegiales de la clase alta en Pereira, sabiendo muy poco del país, y a quien instalaron en un buen apartamento (en la primera parte dice que no la satisfacían las explicaciones sobre la guerra que esa gente le daba, pero sí las de un profesor del colegio, y que fue al topar con un miliciano cuando pudo iniciar un acercamiento a la guerrilla], y el pueblo tiene sentimientos.

 
Un Sol de los Venados







Otro Sol de los Venados 
 
 
...y un venado con su sol

 

[Vuelven a mostrarla cantando con la guitarra al lado del amigo.]  

[…y regresan a la entrevista:]  Si hay personas que todavía creen que yo estoy aquí en contra de mi voluntad, que estoy secuestrada, puess…¡los invito acá!  ¡Que vengan acá y que miren…como trabajamos nosotros acá, como guerrillas!  ¡Que miren, porque acá no es un mundo prohibido, pues, y…y no tenemos nada que esconder.  Nosotros no somos Monjitas de la Caridad [la otra metáfora que está de moda en esos casos es decir que tal o cual persona o grupo de personas no es la Madre Teresa de Calcuta], perooo…somos…personas que tratamos de ser revolucionarias, que estamos en un proceso para volvernos revolucionarias.

[Ahora muestran una representación teatral improvisada y una guerrillera grita a un militar, que es Tania, que se ha pegado como bigote entre la nariz y la boca algo como una hoja alargada y seca de alguna hierba.]  ¡Ni siquiera les ha alcanzado el sudor [se escucha risas de los espectadores] para remojar todas estas tierras, y ustedes nos las quieren robar hoy, como lo han hecho varias veces, como han asesinado a miles de pueblos, para acallar la verdadera y justa lucha de estos pueblos!  [Tania responde:]  ¡Ustedes son terroristas!  ¡Ustedes son unos subversivos, y mi ejército va a acabar con todos ustedes!  [Hay una trifulca y a Tania la capturan mientras se escucha el himno de la Internacional Socialista:]  "¡Arriba los pobres del mundo/En pie los esclavos sin pan!"  [Hay varias versiones, que son traducciones del original en francés.  Ese es el comienzo de la  latinoamericana y de los socialistas, que es diferente al de la que usa el Partido Comunista de España: "¡Arriba, parias de la Tierra!/¡En pie, famélica legión!"]

[Continúa hablando Tania:]  …y si el Ejército colombiano y el Gobierno colombiano todavía creen…y tratan de divulgar que yo estoy aquí secuestrada, puess…que vengan a rescatarme…y nosotros los recibimos acá…

[Se oye una voz masculina que dice:]  …con plomo.

[Tania:]  …con AK, con punto 50 [o sea, alguna arma de calibre 0,50 cm.], con minas, con morteros…con de todo.  Con mucho gusto los recibimos.  [Esto hace reir a Botero.]

[Otra vez aparece de civil con la guitarra:]  Esta canción va dedicada a mi papá…y a mi mamá.  [Comienza a cantar en el original la canción Don't Cry For Me Argentina de la ópera o zarzuela del género "rock" de 1.978 sobre Eva Perón que idealiza a esa aventurera tan ladrona y descarada como su sucesora, la peronista Cristina Fernández de Kirchner, y como Juan Domingo Perón, otro Gustavo Rojas Pinilla, un "gorila" anticomunista que recurrió a los menesterosos para hacer la competencia a la clase gobernante tradicional y acumular un patrimonio de señor feudal.  Perón admiraba a los nazis tanto como Pinochet y dio refugio a muchos de ellos (los más conocidos: Adolf Eichmann y el médico Mengele, el Ángel de la Muerte, que en Argentina continuó con sus experimentos infames).  Seguramente el interés de ella en la canción es meramente artístico, porque parece imposible que ande tan equivocada como la letra de la canción.]        

[Mientras se sigue escuchando su canto como fondo musical, regresan a la entrevista:]  Si yo hubiera escogido estar con mi familia no hubiera podido estar acá.  Fue lo uno o fue lo otro, y yo escogí esta vida, porque yo creo que es un sacrificio que hay que hacer.  Lo que yo le quiero decir al mundo es…que yo soy guerrillera de las…Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y que en eso no hay reversa, y que, es más, que me siento orgullosa de ser guerrillera, que me siento orgullosa de trabajar aquí, al lado del pueblo colombiano y al lado de otros guerrilleros trabajando diariamente…por la toma del poder, y por la revolución.

[Botero:]  ¿Podría decirse que lo de Tania es…vencer o morir?    

[Tania:]  ¡Definitivamente!  Aquí me moriré en esta selva ooo…o me verán en Bogotá, en primera línea….  [Sonríe y la imagen se "congela".]

[Otra vez la escena de la canción, y se le escucha ahora la primera estrofa del coro:]  Don't cry for me Argentina/The truth is I never left you/All through my wild days/My mad existence/I kept my promise/Don't keep your distance

 

[Con eso puede que baste ya de temas colombianos, que fueron incluidos aquí por un sentido del deber, el deber de denunciar ante el mundo lo que está pasando en el país, esperando que la justicia internacional sirva de algo en éste caso, pero hay pocas esperanzas.  La Corte Penal Internacional está dedicada a perseguir exclusivamente a criminales de guerra africanos y balcánicos, y el compromiso de la ONU nunca ha sido con la justicia sino con su propia burocracia y con la gobernabilidad y las grandes empresas transnacionales, tal vez porque consideran que estas unen a las naciones y que eso las redime de su naturaleza expoliadora y abiertamente criminal (en Colombia se han aliado con los paramilitares y son directamente responsables del asesinato de muchos sindicalistas, y los casos de la Chiquita Brands y la Coca-Cola aparecen mencionados en estas transcripciones).]

 
 

 



 




No hay comentarios:

Publicar un comentario