.................................................................

.................................................................

lunes, 3 de junio de 2013

La potomanía


[Fue un informe muy corto, de apenas unos dos minutos de duración, escuchado en el "Noticiero de la Cámara de Representantes", un noticiero semanal que es transmitido por varios de los canales de la "televisión abierta" en Colombia.  Eso fue visto en la tercera semana del mes de julio del año antepasado.  Dicha corporación es la cámara baja del Congreso, siendo la otra el Senado. 

La sorpresa fue doble: porque era la primera vez que se incluía un tema relacionado con la salud, que es algo que se ve únicamente en los noticieros convencionales, y por ser un asunto tan extraño que en mis 60 años de vida nunca había leído u oído hablar nada acerca de él.  Estando en un país del llamado Occidente, no podía esperarse que se comentara que en el Lejano Oriente dirían que se trata de gente que en la vida pasada murió de sed.

En estos momentos el desprestigio del Congreso es total.  Hay unos 70 parlamentarios que están ya en la cárcel o siendo investigados, principalmente por sospechas de ser aliados de los paramilitares.  Es parte de un plan de la Corte Suprema de Justicia para congraciarse con la "comunidad internacional" en un país despreciado en todo el mundo por su régimen corrupto y represivo.  Por ejemplo, 70 por ciento de todos los asesinatos de sindicalistas en el mundo se presenta en Colombia.  Todos los años se asesina a educadores porque se han organizado en el sindicato llamado FECODE, la Federación Colombiana de Educadores.  También tienen declarada la guerra a dirigentes indígenas, a defensores de los derechos humanos y a quienes exigen la restitución de sus tierras arrebatadas por los paramilitarejos. 

A mediados del año pasado el congresista Camilo Romero, un izquierdista, presentó una iniciativa popular para que hubiera un referendo de "revocatoria del Congreso" y la última vez que oí hablar de eso había logrado reunir casi 200 mil firmas.  Transcurrió un año y no veo que sea inminente ninguna revocatoria.  Sería un evento histórico lograr despejar esa cueva de ladrones asesinos.  Mejor sería convertir al país en un mandato de la ONU, por ser incapaz de gobernarse a sí mismo. 

A nuestros gobernantes se los puede comparar con los de Sri Lanka, donde en las calles de la capital, Colombo, se ve furgonetas blancas con vidrios ahumados que secuestran a la gente a la vista de todos y no se la vuelve a ver.  Muchos en Sri Lanka han tenido que huir del país, entre ellos periodistas que se atrevieron a criticar al gobierno, y lo mismo sucede en Colombia. 

Poco podemos esperar de los organismos internacionales, que se limitan a acosar a los africanos y los balcánicos, en una duplicidad demasiado notoria.  Mientras tanto el ex presidente Alvaro Uribe Vélez, responsable por crímenes contra la humanidad y jugosos "negociados", como el de la zona franca de Mosquera, sigue pavoneándose sin que nadie haga nada para juzgarlo, y como si eso fuera poco, su sucesor fue Ministro de Defensa suyo.  La Corte Suprema mató el tigre y se asustó con el cuero: encarceló a su primo, el ex senador Mario Uribe, por paramilitarismo, pero no se atreve a tocar al pariente, para no "tumbar la estantería", como se dice por acá.]        

 

 
Los médicos y nutricionistas recomiendan consumir entre seis y ocho vasos de agua al día para mantener un organismo saludable, pero hay quienes aseguran que consumir agua en exceso es tan peligroso que inclusive puede llevar a la muerte.  [La buena digestión, como los procesos industriales, requiere agua en abundancia.  Hace muchos años escuché a un médico diciendo en la televisión que conviene que sea agua fría, sin que explicara por que.]

La necesidad que tienen muchas personas de ingerir cantidades excesivas de agua sin tener una sed física real es lo que se denomina "potomanía".  [El término tiene la misma raíz griega que aparece en las palabras "potable" (y su antónimo), "hipopótamo" y "Mesopotamia".]  Esta enfermedad, más allá de responder a factores de tipo fisiológico, está enmarcada dentro de lo que se denomina "trastornos alimentarios no especificados".

[Habla alguien que identifican por escrito como "médico Cámara de Representantes":]  "La potomanía es un trastorno de origen psicogénico [incurre en pleonasma: bastaba con decir "un trastorno psicogénico"].  La persona experimenta la sensación [mejor "la necesidad"] compulsiva de consumir grandes cantidades de agua, por encima de seis, siete litros diarios."

Esta peligrosa práctica puede producir náusea, letargia [la narradora usa una palabra inexistente (parece ser un anglicismo derivado de lethargy): debe ser "letargo"], cefalea, convulsiones y hasta parálisis, ya que a través de la orina el cuerpo pierde algunos minerales que son esenciales para el funcionamiento de ciertos órganos.

[El médico:]  "Nos afecta el cerebro, pues produce mareos, visión borrosa, cefalea, etcétera.  En cuanto al corazón, pues…ee…eee…se impacta negativamente, principalmente por la baja del potasio, y esto puede generar arritmias."

Así  mismo el exceso de líquidos en el cuerpo hace que aumente el trabajo de los riñones y estos se colapsen.  En casos extremos puede causar la muerte por estado de shock [no sé por que se prefiere decir siempre shock, pudiéndose decir "conmoción"], que se distingue por la presencia de palidez, frío, pulso débil y respiración superficial.

…y estas son otras noticias de la Cámara de Representantes […y sigue uno preguntándose que relación puede tener la potomanía con el quehacer del congresista, porque ni remota la tiene, a menos que se hayan inspirado en el caso de un congresista que la padece, pero de todos modos agradezcamos que se les haya ocurrido hablar de eso]….     

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario