.................................................................

.................................................................

martes, 4 de julio de 2017

Mi abordaje pirático del Galeón de la IASB (o “El baúl de los discursos”)





El asunto lo narro en inglés (por ser el idioma de la IASB) en el tema anterior a éste informe.  Fue un incidente relacionado con el sitio de la International Accounting Standards Board en la Red, la entidad que tiene como propósito imponer sus normas de contabilidad a todo el mundo, lo ha intentado desde su fundación en el año 2.001 y ha tenido bastante éxito en eso.  Ya más de un centenar de países las han adoptado, y más de 120, o las adoptaron, o permiten su uso.  Varios de los países más destacados siguen usando sus propias normas, pero las de China e India son muy parecidas a las de la IASB, y en Japón, donde el uso de estas últimas en las empresas de particulares es voluntario, aumenta rápidamente el número de empresas de esas que las han adoptado.  La mayor resistencia a la labor de la IASB se presenta en los Estados Unidos, donde usan las US GAAP (U.S. Generally Accepted Accounting Principles). 

Hubo un antecesor de la IASB, que fracasó porque lo que hacían los distintos países era tomar las normas de dicho precursor y modificarlas para adaptarlas a los procedimientos contables propios.  Por eso la entidad decidió reorganizarse, y apareció la IASB.  En esa época se decía international accounting standards, o "normas internacionales de contabilidad", ahora son las international financial reporting standards (IFRS), las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF).

Mi interés en esto se relaciona con dos transcripciones de sendas conferencias sobre las NIIF puestas aquí recientemente.  Habiéndolo hecho, decidí ponerme a investigar el desarrollo de esas normas y topé con el sitio de la IASB, cuya sede en Londres (en 30 Cannon Street) es para el contador lo que el Vaticano para el católico devoto, según comentario sarcástico de uno de los conferencistas, que agregó que no había ido todavía pero iría en peregrinación eventualmente.  Con eso hizo reir a los circunstantes.

Hace unas dos semanas, súbitamente desaparecieron los discursos y la lista de ellos que ofrecía la IASB.  Cinco días antes había visitado su sitio por primera vez y había descargado 26 discursos y la lista completa, que es de casi un centenar (e incluye también tres entrevistas), y además les había enviado un mensaje preguntando si se me permitiría traducirlos y exhibirlos aquí.  Fue entonces sorprendente ver pocos días después que ya no estaban disponibles, como si les hubiera dado pánico la idea de que yo pudiera apropiarme de todos ellos para mis propios propósitos … o fue una mera coincidencia, pero sí bastante sospechosa.

El hecho de que hubiera salvado oportunamente la lista me permitió recuperar diez discursos adicionales.  Hice búsquedas con sus títulos y los encontré en otros dos sitios.

Las dos conferencias son del año 2.010, y siguen siendo útiles, pero fue ahora cuando me pregunté si acaso lo de querer hacer adoptar una misma serie de normas contables tenía intenciones ocultas.  Desde la perspectiva del Tercer Mundo podría pensarse que sí.  La IASB alega que unas normas internacionales permiten a los inversionistas extranjeros identificar más fácilmente los riesgos y las oportunidades, reducir el costo del capital, y facilitar la acción de la Mano Invisible prodigiosa de la economía de mercado tal como la entendía Adam Smith en su obra clásica de 1.776, Mano que beneficia a todos aun siendo que los impele el afán de lucro.  (Esto es como "las astucias de la Razón" de Hegel, que se refería así a la Divinidad.)  La inversión extranjera es, o un saqueo neocolonialista de los recursos de países dependientes, o su salvación, según el punto de vista.  Algunos en crisis general obran como si la inversión extranjera fuera lo único que pudiera resolverles todos sus problemas para siempre jamás, como en los cuentos de las Mil y Una Noches, porque se sienten abrumados, rezagados, incapaces de competir con sus propios medios en el mundo moderno.  Otros dirían que la vida es la lucha del hombre contra el inversionista extranjero. 


Quienquiera que necesite alguno de los discursos puede consultar la lista, que incluyo en la versión en inglés de esta cuestión, y se lo enviará si está entre los 36 que pude salvar del agujero negro galáctico de la IASB, donde la sección SPEECHES "implosionó" y se esfumó en menos de cinco días, caso insólito en la historia de la astrofísica contable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario